Tratamiento del ronquido

Tratamiento del ronquido

El ronquido es común en adultos y no necesariamente es una señal de un trastorno subyacente. Sin embargo, en algunas ocasiones, el ronquido puede ser una señal de un trastorno del sueño que se denomina apnea del sueño. Esto quiere decir que se experimentan períodos en que no se respira parcial o totalmente por más de 10 segundos mientras dormimos. El episodio va seguido por un ronquido o jadeo súbito cuando se reanuda la respiración y luego el ronquido comienza de nuevo. Si sufres de apnea del sueño, este ciclo generalmente se presenta muchas veces durante la noche. La apnea del sueño no es tan común como el ronquido. Las personas que comparten la cama con alguien que ronca pueden tener dificultades para dormir.

 

Dificultad para conciliar el sueño.

Dificultad para conciliar el sueño.

En la mayoría de las personas, la razón del ronquido se desconoce. Este está  favorecido por el sobrepeso, que llega a tener tejido excesivo en el cuello que presiona las vías respiratorias, por el tamaño grande de la lengua en comparación con la boca, el uso de alcohol, somníferos o antihistamínicos a la hora de acostarse, la prominencia de la base de la lengua, o la alteración en el desarrollo de los huesos maxilares.

Entre las opciones de  tratamiento  no quirúrgico para el ronquido y la apnea del sueño, y que se han demostrado efectivas, están  los  dispositivos  orales  que  evitan  la  retracción de   la lengua y protruyen la mandíbula  Se pueden  distinguir  las  férulas de avance mandibular, que desplazan la mandíbula hacia delante  o  los dispositivos  retenidos por la lengua.  Las férulas de avance mandibular  requieren que el paciente tenga suficiente cantidad de piezas dentales, mientras que los dispositivos retenidos por la lengua pueden ser utilizados en pacientes  edéntulos.

El mecanismo de acción de estos dispositivos para evitar el ronquido es mejorar el diámetro de la vía área superior durante el sueño, aumentando sus dimensiones y reducir  su colapso.  Esto se consigue  por los cambios anatómicos que ocurren en la vía área superior  como resultado del cambio mecánico de la mandíbula o la lengua. La activación de una serie de reflejos neuromusculares  de la vía  área superior también puede ser importante en su mecanismo de acción.  Estos cambios anatómicos no se presentan de forma constante en todos  los pacientes, lo que puede explicar las diferencias en la respuesta al tratamiento.

 

ronquido dos

Los dispositivos orales han tenido dos grandes avances en los últimos años:

  1. Se han desarrollado dispositivos ajustables que permiten ir avanzando la mandíbula de forma progresiva  a lo largo del tiempo, con movimientos laterales de la mandíbula y la apertura oral.
  2. Uso en su construcción  de materiales y diseño que mejoran significativamente la retención intraoral.

 

Dispositivo de Avance Mandibular

La combinación de estos avances ha mejorado significativamente la efectividad de los dispositivos orales. Cada dispositivo oral tiene un efecto primario tanto en la lengua  de forma aislada  como  en la lengua y en  la mandíbula de forma simultánea.

La  academia americana de medicina del sueño, recomienda  que los dispositivos   orales  pueden  ser utilizados como primera línea de tratamiento en pacientes con ronquido,  apnea obstructiva del sueño leve y moderada y en pacientes con apnea severa que no toleran o rehúsan el tratamiento con maquinas que generan  presión positiva continua  nasal de la vía área.

Una vez que se utiliza el dispositivo cada noche y es confortable durante un mes, se comienza a activar el dispositivo, avanzando la mandíbula.  Algunos pacientes dejan de roncar tras la activación inicial mientras que otros pueden requerir entre 2 a 3 meses de reposiciónamiento lento y gradual antes que tengamos un beneficio. Los dispositivos intaorales requieren hasta 6 meses de valoración gradual para estar completamente ajustados.

En la actualidad no existe ninguna prueba diagnóstica, variables demográficas, antropométricas y polisomnograficas que estén asociadas con los resultados del tratamiento,  y no es posible identificar con certeza los pacientes que responderán al tratamiento en la práctica clínica.

Durante el periodo de aclimatación es común que aparezcan síntomas de sequedad  en la cavidad oral, excesiva salivación e irritación en la encía.

Estos dispositivo que protruyen la mandíbula  se han probado útiles en reducir los índices de apnea-hiponea, y aumentar el mínimo de saturación de oxigeno.  Los dispositivos orales disminuye objetivamente  el ronquido en la mayoría de los pacientes. Los  dispositivos orales de avance mandibular, consiguen un tratamiento efectivo en aproximadamente 2/3 de los pacientes.

Si sufres de ronquidos, solicita una cita en el Instituto Maxilofacial en Badajoz, estudiaremos tu caso para darte la mejor solución.

Valora el Artículo Tratamiento del ronquido

5 / 5 (1 votos)

Por IMAXILOFACIAL