Natural Beauty Portrait. Beautiful Spa Woman . Perfect Fresh Ski


Está demostrado la eficacia del tratamiento por medio de los Factores de Crecimiento Plaquetarios (FCP) en el rejuvenecimiento facial, áreas de cicatrices secundarias tras el acné, etc.

En las plaquetas de la sangre encontramos unas proteínas que se encargan de desencadenar los procesos de cicatrización y regeneración de los tejidos tras su lesión, estos son los factores de crecimiento plaquetarios. Por un proceso de centrifugación se consigue aumentar el número de plaquetas que existe en el plasma sanguíneo, lo que nos proporcionará a su vez mayor cantidad de factores de crecimiento permitiendo así su aplicación en áreas del cuerpo donde deseamos que actúen de forma concreta.

Este tratamiento se aplica de forma ambulante y su duración oscila entre los 30-45 minutos sin necesidad de anestesia. Su reincorporación a la actividad habitual se hará de forma precoz. Tras la aplicación, estos factores naturales del organismo, se liberan durante los tres días siguientes desencadenando un proceso biológico de regeneración de tejidos cuyos resultados son visible en un corto plazo. La piel envejecida recupera su vitalidad, luminosidad, consistencia, elasticidad y tersura.

Al inicio, normalmente se realizan tres sesiones, separadas por un intervalo de tiempo, y posteriormente se van realizando ya sesiones de mantenimiento cada cuatro o seis meses.

Este tratamiento, que es compatible con otros tratamientos cosméticos y quirúrgicos faciales, se puede comenzar a aplicar a partir de los 40 años a nivel preventivo para ralentizar el proceso de envejecimiento de la piel y a partir de los 45 años con fines regenerativos y correctivos.