Trastorno Tempormandibular

Trastorno Temporomandibular.

La articulación de la mandíbula es una de las articulaciones más complejas del organismo. La mayoría de personas,  pueden realizar con la mandíbula movimientos  de apertura y cierre,  lateralidad  y hacia delante o protrusiva  sin esfuerzo. El diseño de la articulación permite pasar de un movimiento al siguiente sin problemas. Sin embargo, un porcentaje no despreciable vive con dolor y disfunción de la mandíbula. A esta alteración en la articulación  la denominamos trastorno de la articulación temporomandibular (ATM).

Síntomas de los Trastornos Temporomandibulares.

Los trastornos temporomandibulares, y sobre todo,  la forma en que las personas responden a ellos  varían mucho de persona a persona. Algunas personas experimentan o sufren solo un leve malestar; sin embargo en otros casos se puede manifestar con tensión muscular y dolor importante

En algunos casos los síntomas se concentran en los músculos que mueven la mandíbula, como los maseteros. Mientras que otras personas tienen dañado el disco o menisco que existe dentro de la articulación de la mandíbula con el cráneo. Incluso pueden desarrollar artritis o inflamación de la articulación temporomandibular, al ser una articulación más del organismo. Es frecuente  tener más de un tipo de síntomas al mismo tiempo.

El dolor en la región preauricular es un síntoma frecuente del trastorno temporomandibular.

 

Causas del Trastorno Temporomandibular.

Los trastornos de la ATM a veces comienzan después de un movimiento de apertura forzada, o de estar mucho tiempo con la boca abierta. Sin embargo, para la mayoría de personas, no hay una razón  clara que desencadene los síntomas. Además del dolor, otros síntomas pueden incluir rigidez muscular, movimiento limitado de la mandíbula, chasquidos dolorosos en la articulación o cambios en la forma en la que  encajan los dientes.

Si tiene alguno de estos síntomas de forma prolongada, consulte con su especialista de salud oral.

Diagnóstico del Transtorno temporomandibular.

Para diagnosticar un trastorno de la ATM, es necesario una consulta médica para  conocer  sus síntomas. Le examinaremos la cabeza, el cuello, la cara y la mandíbula. También es importante conocer sus antecedentes o hábitos como el apretamiento dental.

También suele ser necesario un estudio radiológico para ver el estado de sus articulaciones.

 

Estudio radiológico de la articulación temporomandibular.

Tratamiento del Trastorno Temporomandibular.

El tratamiento de la disfunción temporomandibular es un tratamiento multidisciplinar. Los odontólogos, fisioterapeutas, psicólogos, y cirujanos maxilofaciales  son los ejes fundamentales del tratamiento. Siempre podemos comenzar con prácticas simples de autocuidado para proteger la función  mandíbular. En función de las causas de cada paciente se completara con el tratamiento adecuado. Solo en un porcentaje pequeños de casos está indicada la cirugía sobre la articulación temporomandibular.  Hay que valorar muy bien estos casos, porque una vez intervenida la articulación sufre cambios irreversibles.

A veces, los trastornos de la ATM se pueden volver crónicos .

 

Si presenta síntomas de dolor o alteración en la función de la mandíbula de mas de forma prolongada es probable que tengas un trastorno temporomandibular, solicite cita en nuestro centro en Badajoz para valoración de la articulación temporomandibular. El diagnóstico precoz de esta alteración es fundamental para un buen control y tratamiento de la misma.

Valora el Artículo Trastorno Tempormandibular

0 / 5 (0 votos)

Por IMAXILOFACIAL