Los hilos tensores faciales están indicados para la flacidez moderada de los tejidos blandos de la región facial, sobre todo en la mejilla. Los hilos tensores son de un material reabsorbible. Los hilos tensores se colocan bajo anestesia local y de forma indolorora, con escasa inflamación.  Los resultados se pueden observar desde el mismo momento de su colocación.