La ortodoncia quirúrgica, también conocida como cirugía ortognática, es un tipo de tratamiento de ortodoncia que se usa para corregir casos graves que incluyen anomalías en la mandíbula y maxilar superior.

La cirugía oral y maxilofacial se enfoca en el tratamiento de casos craneofaciales complejos que involucran  la mandíbula, la cara y el cráneo. Si necesita ortodoncia quirúrgica, su ortodoncista trabajará con un cirujano oral y maxilofacial que será el responsable de realizar el tratamiento quirúrgico. Así trabajando en coordinación con su ortodoncista, se establecerá el mejor momento para llevar a cabo el tratamiento quirúrgico.

¿Cuándo podría ser necesaria la ortodoncia quirúrgica?

La ortodoncia quirúrgica se puede usar para tratar a adultos con oclusiones dentales anómalas s u otras inquietudes estéticas. Típicamente, el crecimiento de la mandíbula se detiene a los 16 años en las mujeres y 18 en los hombres. Para recibir cirugía ortognática, la mandíbula debe haber dejado de crecer. La necesidad de ortodoncia quirúrgica ocurre cuando los  maxilares no se alinean correctamente y no se puede lograr una mordida adecuada con el tratamiento de ortodoncia solo. La cirugía ortognática, realizada por el cirujano oral y maxilofacial,  ayudará a alinear correctamente la mandíbula y el maxilar superior. Posteriormente el  ortodoncista  conseguirá  la alineación final de los dientes con los brackets  moviendo  los dientes a su posición correcta.

¿Cómo puedo saber si necesito cirugía ortognática?

Su ortodoncista puede decirle si es necesaria la cirugía ortognática como parte de su tratamiento. Dependiendo de la gravedad de su caso y la alineación de su mandíbula, puede o no necesitar cirugía.

¿Cómo funciona la cirugía ortognática?

Un cirujano oral y maxilofacial realizará su cirugía ortognática en un quirófano de un hospital. La cirugía ortognática puede llevar varias horas dependiendo de cada caso individual. Una vez que se complete la cirugía, tendrá aproximadamente un período de descanso de dos semanas. Dado que la cirugía ortognática es un tratamiento importante, le recomendamos que programe un tiempo fuera del trabajo y la escuela durante el proceso de recuperación. Después de que su mandíbula y maxilar superior haya cicatrizado, su ortodoncista volverá a “afinar” su oclusión. Después de la cirugía, tendrá que seguir utilizando los bracketts, y la mayoría de los aparatos se retirarán entre los seis a 12 meses posteriores a la cirugía. Después de que le retiren estos brackets, usará un retenedor para ayudar a mantener su nueva sonrisa.

¿Cuáles son los riesgos asociados con la cirugía ortognática?

Al igual que con cualquier cirugía médica importante, puede haber ciertos riesgos  al realizar una cirugía ortognática. Sin embargo, el proceso de la cirugía ortognática no es nuevo, y se ha realizado durante muchos años en  hospitales.

¿Cuáles son los beneficios de realizarse una cirugía ortognática?

Para muchos pacientes, la recompensa más importante de la cirugía ortognática es lograr una sonrisa hermosa y saludable que dure toda la vida.Ya sea porque necesite un tratamiento de ortodoncia para corregir una maloclusión o una anomalía de la mandíbula, la cirugía ortognática puede ayudarle a recuperar su confianza , equilibrando su rostro y perfil facial.

 

Si le preocupa un próximo tratamiento con cirugía ortognática, comuníquese con nosotros. Nos complacerá  responder a cualquier pregunta que pueda tener y proporcionarle cualquier información adicional. Su comodidad y seguridad es importante para nosotros.

 

Caso 1: Deformidad Dentofacial Clase III, mandíbula prominente, preocupación de la paciente con la proyección de la nariz al avanzar el maxilar superior. Hundimiento de área central de la cara y malares.

 

Cirugía realizada: Avance con ascenso del maxilar superior, retrusión de mandíbula, Relleno de pómulos con grasa de la paciente

 


caso 2: Asimetría mandibular importante, maloclusión severa con desviación del mentón.

Cirugía realizada: Centrado mandibular y del mentón. Relleno en ángulo mandibular derecho.

 

Caso 3: Hipoplasia de maxilar superior, hundimiento de malares.


Cirugía realizada: avance maxilar, relleno de malares con grasa de la paciente. Leve retrusión de la mandíbula.

 

Caso 4: Hipoplasia por traumatismo en la infancia de rama mandibular, retrusión de la mandíbula con síndrome apnea del sueño.

Cirugía Realizada: Colocación de prótesis en rama ascendente derecha de la mandíbula, avance maxilomandibular para aumento de vía aérea, nivelación del plano oclusal. Mentoplastia de avance.