El blanqueamiento dental es un tratamiento dental estético, seguro y sencillo con el que logramos reducir la tonalidad del esmalte de nuestros dientes, así llegamos a conseguir unos dientes más blancos y brillantes, al eliminar de ellos los residuos y pigmentaciones. Con el blanqueamiento dental obtenemos unos resultados inmejorables, mejorando la estética de nuestra sonrisa.

Las manchas más fáciles de eliminar con el blanqueamiento dental son a su vez las más comunes. Éstas son el resultado de factores externos tales como beber café o té y fumar. También, a medida que envejecemos, los dientes tienden a volverse un poco más amarillentos debido a los cambios que ocurren dentro de la dentina, esta es la capa que se encuentra debajo del esmalte, la cual se puede verse a través de la capa transparente del esmalte. El blanqueamiento dental es más eficaz, y generalmente tiene más éxito con este tipo de manchas.

Otros tipos de manchas aparecen principalmente debido a factores internos, tales como las manchas causadas por el uso de algunos antibióticos como la tetraciclina, o a una cantidad excesiva de fluoruro durante los años en los que se desarrollan los dientes. El blanqueamiento dental a estos factores es mucho más difícil de conseguir, ya que dichos productos o antibiótico, afectó al diente durante su fase de formación y estas manchas no pueden ser eliminada, sin la eliminación de tejido dental. En estos casos, la única solución estética para el blanqueamiento dental en los dientes con tetraciclinas, son las carillas dentales de porcelana, aunque es importante que previamente, el especialista en estética dental valore la situación y el caso.

Nuestra clínica dental en Badajoz está especializada en blanqueamiento y estética dental. Disponemos de un servicio de asesoramiento individual para cada paciente a fin de lograr la máxima satisfacción en la realización del tratamiento estético.

¿Qué tipos de blanqueamientos Dentales existen?

El blanqueamiento dental puede clasificarse en blanqueamiento dental en la clínica, en casa o combinado. La mayoría de los productos blanqueadores utilizan el mismo agente blanqueador, peróxido de carbamida, aunque las concentraciones varían dependiendo del proceso y del producto utilizado Los productos que contienen más del 15% de peróxido deben utilizarse solamente en la clínica donde puede haber un control del proceso. Pero en cualquiera de los blanqueamientos dentales que realicemos antes debemos  realizar una higiene dental profesional. De esta forma, nos asegura que trabajamos sobre una boca higienizada y libre de placa.

Blanqueamiento dental con luz en clínica

El blanqueamiento dental con luz, se realiza en la clínica dental, consiste en tratamiento muy efectivo y cómodo para el paciente, ya que en una sola sesión de duración variable obtendrá un resultado muy bueno, logrando unos dientes más blancos y atractivos. Por lo general el resultado que se obtiene, es un aclaramiento de 2 tonos del color inicial. Para realizarlo, registramos el  color inicial de tus dientes con fotografías, y registramos también la tonalidad escogida. Realizamos un aislamiento de los labios mediante un separador labial y de la encía del reborde alveolar con un gel especial que se polimeriza, de manera que se protege para que esta no sufra ningún daño. Posteriormente aplicamos un gel blanqueador sobre las superficies externas visibles de los dientes a blanquear de un grosor aproximado entre 0’5 a 1mm. Al sonreír se suele exponer hasta el segundo premolar, que es los que solemos blanquear.

Una vez preparado el área donde sobre la que vamos a trabajar, aplicamos  la luz  durante 15 minutos. Entre sesión y sesión, y al finalizar, se lavan los dientes con agua para eliminar los restos de gel blanqueador y para rehidratar los tejidos.

En necesario dar una serie de recomendaciones y pautas antes de finalizar el tratamiento de blanqueamiento en clínica, que el paciente debe seguir para que los resultados sean más efectivos y estos se conserven a largo plazo. Una vez realizado, se dan citas de controles con el especialista en odontología estética para confirmar la evolución, la efectividad del tratamiento, así como la opinión del propio paciente.

Blanqueamiento dental en casa

El blanqueamiento dental en casa, consiste en uno de los tratamientos más efectivo y, además duradero. Para realizar este tratamiento se confeccionan unas férulas de los dientes del paciente, en las cuales se aplicará un gel blanqueador que aplicaremos por las noches para conseguir unas tonalidades más blancas. Te daremos  instrucciones sobre la manera correcta de colocar la solución en el molde y la cantidad de tiempo que deberás usarlo durante cada sesión de blanqueamiento. Habitualmente, cada sesión dura solamente un par de hora. La opción de blanqueamiento en tu casa, generalmente tarda desde varios días hasta un par de semanas en completarse, lo cual produce una conversión más lenta y gradual. Con este procedimiento se pueden lograr aclarar más tonos que con el blanqueamiento realizado en la clínica dental. Este tratamiento tiene que estar siempre supervisado por tu dentista.

Blanqueamiento dental combinado

Se denomina blanqueamiento dental combinado, ya que combina ambos tratamientos, el blanqueamiento dental con luz y el blanqueamiento en casa. Es el tratamiento de blanqueamiento dental por excelencia, combinando ambas modalidades obtendremos los mejores resultados, además de ser más duradero.

 

El éxito y duración del blanqueamiento dental dependen de los hábitos que realice el paciente, como puede ser la toma de sustancias con alta pigmentación como el té, el café, el tabaco, el vino tinto, entre otros. La duración mínima del blanqueamiento dental  en clínica sería de unos 6 meses aproximadamente, mientras que el blanqueamiento dental en casa y el combinado suelen durar un promedio de 2 años. No siempre mediante el blanqueamiento se llega a conseguir el tono de dientes deseado, por norma general el 90% de  los pacientes alcanzan sus expectativas de color bien, por la anatomía del diente, o porque no se puede completar el tratamiento planificado.

El blanqueamiento no es un tratamiento doloroso, pero hay personas que habitualmente tienen  hipersensibilidad dental, esta suele incrementarse durante el tiempo que dure el tratamiento. Esta hipersensibilidad dental está relacionada con el paso del peróxido de hidrógeno a través del esmalte y la dentina, lo que produce una ligera irritación pulpar. Por esta razón, en estos pacientes está contraindicado el blanqueamiento dental, si podemos realizarlo si la eliminamos. Cualquier tipo de blanqueamiento dental, ya sea el de clínica o el que se aplica en el domicilio conllevan cierto riesgo de desarrollar efectos secundarios los cuales son de carácter temporal por norma general, entre dichos efectos se incluyen: Sensibilidad dental al frío o al calor en general ya sea por ingesta alimentaria o por cambios de temperatura, encías o mucosa labial sensibles. Los efectos secundarios, por lo general desaparecen tras unos días de adaptación de la estructura dental y de los tejidos blandos.

Sin embargo existen una serie de situaciones en las no se puede recomendar el blanqueamiento de las piezas dentales. Como es caso de presencia de caries, ya que se debe recibir un tratamiento restaurador antes de realizar el tratamiento de estética, no es posible que el producto blanqueador penetre en una estructura dental afectada por bacterias. Si existen alguna alteración o patología de las encías, como pueden ser la gingivitis o la periodontitis que puede causar un mayor grado de sensibilidad dental posterior al tratamiento blanqueante. Paciente con presencia o propenso a la sensibilidad dental, por causa de ingesta de alimentos o bebidas muy frías o calientes. Otro de los casos en los que no se recomienda el blanqueamiento dental es en el caso de que la paciente sea gestante o se encuentre en periodo de lactancia.  Y por último si el paciente o la paciente no ha alcanzado los 18 años, ya que todavía pueden darse cambios puesto que el desarrollo no está finalizado por completo. Los blanqueamientos dentales no tienen efecto sobre dientes que no sean naturales, como es el caso de la presencia de restauraciones, coronas, puentes o prótesis. En este  caso sí se realiza el blanqueamiento estas prótesis deberán ser cambiadas con el objetivo de conseguir el mismo color de la cavidad.

 

Si quieres conseguir unos dientes más blancos, de forma rápida y segura, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te informaremos de todas las posibilidades existentes, y te recomendaremos la que mejor se adapte a tus necesidades y deseos. Ponte en manos de profesionales expertos y no dejes la salud y estética de tu boca en manos de cualquiera. Solicita cita en nuestro centro y te informaremos sin compromiso.