La esclerosis de varices es el tratamiento para las venas agrandadas de color azul y las arañas vasculares. Las primeras suelen estar hinchadas, elevándose sobre la superficie de la piel. A menudo aparecen en los muslos, detrás de las pantorrillas o en la parte interna de la pierna. Las arañas vasculares son como las venas varicosas pero más pequeñas y superficiales que las varices, suelen ser de color rojo o azul. Pueden parecer como ramas de árboles o telas de araña por sus líneas cortas e irregulares. Estas lesiones suelen aparecer en las piernas y en el rostro, y pueden cubrir un área pequeña o muy grande de la piel. La esclerosis de varices es el tratamiento de ambas.

Las venas varicosas pueden ser causadas por válvulas dañadas o débiles en las venas. Si las válvulas se debilitan, la sangre circula con dificultad y se estancarse allí. Este problema se denomina insuficiencia venosa. Cuando el retroceso de la sangre agranda las venas, se pueden transformar en venas varicosas o varices. Las arañas vasculares pueden ser consecuencia del retroceso de la sangre, aunque también pueden ser provocadas por los cambios hormonales, la exposición al sol y ciertas lesiones.

La mayoría de las venas varicosas y las arañas vasculares aparecen en las piernas debido a la presión que ejerce el peso del cuerpo, la fuerza de gravedad y la función de transportar la sangre de la parte inferior del cuerpo hacia el corazón.

La esclerosis de las venas varicosas y arañas vasculares es el tratamiento de elección pero también en necesario cambiar el estilo de vida. Con los tratamientos médicos, podemos aliviar los síntomas, evitar las complicaciones y mejorar el aspecto.

Es recomendable cambios en el estilo de vida si tus venas varicosas no presentan muchos síntomas. Si los síntomas son más graves, el médico estético puede recomendarte opciones de tratamiento. Algunas opciones de tratamiento incluyen medias de compresión, la ESCLEROTERAPIA de las venas es el tratamiento más común para las arañas vasculares y las venas varicosas.

Se utiliza una aguja para inyectar un químico líquido en las venas. El químico hace que las paredes de las venas se hinchen, se adhieran y se sellen. Así se detiene el flujo sanguíneo y las venas se convierten en tejido cicatrizado. Al cabo de algunas semanas, las venas desaparecen. Este tratamiento no requiere anestesia y puede hacerse de forma ambulante. Puedes retomar la actividad normal al terminar el tratamiento. Es probable que la misma vena necesite tratamiento más de una vez. Normalmente los tratamientos se realizan cada 4 o 6 semanas. Es aconsejable que uses medias de compresión con gradiente tras la esclerosis de varices para acelerar la cicatrización y disminuir la hinchazón. Este tratamiento es muy efectivo cuando se hace correctamente.

 

Si tienes varices o arañas vasculares, y están pensando en quitártelas, solicita cita en nuestro centro con el especialista en medicina estética. Te dará la mejor solución para tu problemas con resultados duraderos, y seguros.