Abdominoplastia

La abdominoplastia es el tratamiento  para eliminar  el exceso de piel y grasa abdominal. En la misma intervención también corregimos la flacidez muscular. El exceso de piel y grasa abdominal es una situación frecuente en mujeres que han tenido varios embarazos o en las que se ha producido una pérdida de peso importante. Con este procedimiento conseguimos eliminar el exceso de piel y grasa. Conseguimos un abdomen más plano y firme a la vez que una cintura más estrecha.

La intervención quirúrgica la realizamos bajo anestesia general. Se realiza una incisión por encima del vello pubiano que se prolonga hacia las caderas, liberándose  la piel del abdomen y reforzando los músculos abdominales. Las mujeres que han tenido embarazos suelen sufrir una separación de estos músculos, diástasis de rectos,  y con ello una pérdida de la firmeza abdominal. Retiramos el exceso de piel tensándose la que queda en el cuerpo.

Es necesario que después de la operación se utilice una faja especial, para que no se formen hematomas en la zona intervenida.  Se adhiera la piel al musculo subyacente. Las cicatrices sufren un proceso de remodelación de hasta 9-12 meses e irán mejorando con el transcurso del tiempo.

¿Qué es la abdominoplastia?

La abdominoplastia es un tratamiento quirúrgico cuya finalidad es eliminar el exceso de piel y grasa de la parte media y baja del abdomen. Reforzamos en la misma intervención la musculatura de la pared abdominal. Daremos un aspecto más plano al abdomen, con una cintura más estrecha. La cirugía dejara una cicatriz que será menos llamativa que el problema original.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una abdominoplastia?

Los candidatos ideales para someterse a este tratamiento son las mujeres u hombres que tienen una silueta relativamente buena pero que su mayor  problema es la acumulación de grasa, o exceso de piel y grasa en el abdomen. Este tratamiento está especialmente indicado en mujeres que han tenido varios embarazos, tras la distensión inicial de la piel y los músculos abdominales. Al recuperar el volumen inicial no se recupera el tono inicial y se produce una caída o aspecto flácido de los mismos. También puede mejorar el exceso de la piel en gente mayor, frecuentemente asociada a una obesidad moderada.

Aquellos pacientes que deban perder mucho peso deben posponer la cirugía. Al igual que las pacientes que pretendan tener futuros embarazos.  Durante la cirugía se tensan los músculos verticales del abdomen y pueden volver a relajarse con los nuevos embarazos.

La existencia de  cicatrices previas en el abdomen, puede  contraindicar  este tratamiento quirúrgico  o en otras situaciones podemos aprovechar  el tratamiento para mejorarlas.

 

Situación Inicial.

Resultado postcirugía.

 

 

Planificando la cirugía

En la web  podemos obtener información  acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Pero no hay dos personas iguales. Es fundamental que se realice una exploración adecuada, y un estudio de proporciones completo. Determinamos cuáles son esas zonas concretas a mejorar, la cantidad de exceso graso, la flaccidez muscular y la calidad de la piel. Una obesidad importante, rebelde al tratamiento nutricional, requiere un enfoque en equipo y se puede beneficiar del uso del balón intragástrico o la cirugía bariátrica. Actualmente la tendencia para el tratamiento de la obesidad es menos agresiva mediante el uso de la endoscopia. Podemos decir que la abdominoplastia no es el tratamiento adecuado de la obesidad generalizada.

Si el acumulo graso es localizado y la piel lo permite puede bastar con una miniabdominoplastia o una liposucción. Por ello es aconsejable realizar una valoración individualizada, descartando problemas endocrinos. Corregimos el sobrepeso antes de realizar la cirugía plástica abdominal o de contorno corporal.

Esta primera consulta es necesaria para realizar la historia médica, valorar sus antecedentes personales si es fumador, está tomando alguna medicación o vitaminas, y la toma de registros gráficos. Además esta consulta sirve para exponer sus expectativas acerca del tratamiento al que se va a someter y  preguntar las dudas que puede tener este. Su cirujano plástico le informara tras del procedimiento, de los resultados reales que podemos obtener de él. Cómo se realiza, las posibles complicaciones y  los tratamientos alternativos disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellos.

En la mayoría de los casos, combinamos  esta cirugía con una lipoescultura de flancos y de la parte alta del abdomen para buscar un resultado más satisfactorio. En cualquier caso su cirujano plástico junto a usted, decidirán de forma conjunta cuál es el procedimiento óptimo que le proporcione una silueta corporal más adecuada. Así mismo le explicará las instrucciones preoperatorias y como suele ser la recuperación tras la intervención.

¿Dónde se realiza la cirugía?

La abdominoplastia  o  la mini-abdominoplastia se realiza siempre en quirófano. Los riesgos son menores si se pone en manos de especialistas cualificados. Realizando las intervenciones en clínicas dotadas con infraestructuras adecuadas para que los resultados obtenidos sean óptimos, naturales y seguros.

¿Qué tipo de anestesia se emplea?

El tipo de anestesia que se emplea para realizar una abdominoplastia convencional es la anestesia general. Si el problema es leve se puede tratar con una liposucción abdominal con anestesia local más sedación intravenosa. Así durante la cirugía usted estará consciente pero relajado o sedado, y la región del abdomen queda insensible al dolor, con la anestesia local.

¿En qué consiste la cirugía?

Desde las primeras descripciones de las técnicas de abdominoplastia, éstas se han ido modificando.  Se busca menos agresividad, menor cicatriz, recuperación más rápida y resultados más naturales en el contorno corporal. Existen técnicas de miniabdominoplastia combinadas o no con liposucción y otras opciones que respetan más la circulación y los linfáticos abdominales.

El tratamiento quirúrgico completo suele durar entre 2 y 4 horas, dependiendo de la cantidad de corrección necesaria. La abdominoplastia se realiza a través de una incisión que se extiende  desde  una cadera a la otra, justo encima del pubis, realizándose  una segunda incisión alrededor del ombligo. En la miniabdominoplastia  o pequeñas abdominoplastia se emplea una incisión mucho más pequeña, también encima del pubis, no siendo necesaria la incisión alrededor del ombligo.

Los músculos del abdomen  son tensados y unidos en la línea media, consiguiendo de este modo  una pared abdominal firme y una cintura más estrecha. La piel se tensa hacia abajo extirpando la sobrante. Finalmente se realizan las sutura de la piel,  colocándose un tubo de drenaje temporal para eliminar los líquidos que se acumulan en la zona intervenida. También será necesario utilizar posteriomente  un vendaje compresivo o una faja sobre la zona intervenida. En la miniabdominoplastia, la piel se separa solo entre la incisión y el ombligo, se extirpa la piel sobrante y se realizan las suturas.

La cicatriz será una línea que va alrededor del ombligo y otra superior al pubis que será tapada con la ropa interior. En casos concretos, como las personas delgadas pero con exceso de piel por debajo del ombligo, podemos realizar una miniabdominoplastia, dejando solamente una cicatriz horizontal superior al pubis e igualmente tensaremos los músculos de la región abdominal.

Después de la cirugía (post-operatorio)

Dependiendo de la extensión de la cirugía, se podrá marchar a casa al cabo de unas horas o deberá permanecer  dos  ó tres días en la clínica. Su cirujano plástico le dará instrucciones postoperatorias sobre hábitos de vida y cuidados de la herida quirúrgica.  Los puntos de la piel se retiran entre los 5 y 7 días. El vendaje se sustituirá por una faja abdominal.

Durante los primeros  después del tratamiento es normal  notarse algunas molestias  que se controla con medicación.  Complicaciones raras son  la pérdida de vitalidad (necrosis) de la piel situada por encima del pubis o la aparición de  seromas y/o hematomas que pueden requerir su evacuación.

Con precaución, deberá comenzar a caminar tan pronto como sea posible. Puede llevar de unas semanas a unos poco meses el volver a sentirse como antes. Si su estado físico previo a la cirugía es bueno, incluyendo una musculatura abdominal fuerte, la recuperación después de la abdominoplastia será más rápida. Algunas personas vuelven a su trabajo en unas 2 semanas, mientras que otras precisan 3 ó 4 semanas de reposo y recuperación. El ejercicio físico de forma progresiva ayuda a recuperarse antes. Mejoramos el tono muscular, mejora el retorno venoso, y disminuye la inflamación.

Las cicatrices sufren un proceso de remodelación constante. Hay que esperar entre 9 meses y 1 año para que la cicatriz se aplane y aclare. A pesar de que las cicatrices no desaparecerán nunca, estas se sitúan en zonas para que sean lo menos visibles posibles.

¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

Todos los años se realizan cientos de abdominoplastias con éxito. Cuando es realizada por un cirujano plástico cualificado los resultados suelen ser muy buenos. Sin embargo, siempre que se realiza una cirugía existen riegos, al igual que complicaciones relacionadas con este procedimiento en concreto.

Las complicaciones tras la cirugía, como la infección o los trombos venosos pueden ocurrir, pero son raros. La infección se resuelve con antibióticos y drenaje, pero prolongará la estancia en la clínica. Los trombos venosos se previenen moviendo las piernas y levantándose tan pronto como lo permita la cirugía. Una mala cicatrización puede producir una cicatriz de mala calidad que, a veces, precisará una segunda cirugía. Los fumadores deben dejar de fumar unas semanas antes de la cirugía y deben ser advertidos de que el tabaco aumenta la posibilidad de complicaciones y retrasa la cicatrización.

 

Vista lateral pretratamiento.

Resultado después de la Abdominoplastia.

 

Si deseas mejorar tu figura, eliminando el exceso de piel y grasa en la zona abdominal, solicita cita en nuestro centro de Cirugía Plástica en Badajoz, te daremos la mejor opción de tratamiento para tu caso.